Archive for 8 enero 2007

Crónica Once (I)

8 enero 2007

Acabo de ver “Thumbsucker” de Mike Mills y lo he comprendido todo. Bush diría que no estamos ganando la guerra, pero yo no entiendo mucho de manipulación del lenguaje, así que lo único que soy capaz de pensar ahora es que estamos perdiendo la guerra. Que posiblemente la hemos perdido ya. El Planeta Mundo no tiene arreglo. ¿Y cómo hemos llegado a esto? Por el mero hecho de estar aquí. El Planeta Tierra gira y el Planeta Mundo “se mueve”. Las cosas cambian, evolucionan. Nunca se sabe en que dirección, pero se sabe que no se detienen. Esos cambios muchas veces llevan a situaciones absurdas, extrañas, pero no por ello dejan de ser reales. Y hemos llegado aquí. Hoy me he dado cuenta de que el enemigo son los buenos. Eso es lo que me ha hecho comprender que hemos perdido la guerra. No hay nada que hacer, esto no se detendrá.
¿El lado positivo? Una parte de mi siempre quiso vivir en el Mundo de Rolando, el Mundo de Dark Angel, el mundo de tantos libros y tantas películas y, mira por donde, quizá llegue a verlo.
Espero sobrevivir.

Crónica Diez

7 enero 2007

Ahora que el 83’3333333…% de los que me leéis ya habéis descubierto la periodicidad de las mismas, imagino que estaríais esperando la de hoy ansiosamente. Para que sigáis entretenidos, podéis saber cuantos me leéis y cuantos ya habéis descubierto la fórmula, todo ello con el dato del 83’3333333…%, eso que los aspirantes a matemáticos y los alumnos de 2º de ESO llamamos decimal periódico.

Por mi parte, y para celebrar que ésta es la crónica número 10, como bien indica el título, he preparado una crónica interactiva, es decir, que podéis realizarla en casa (bajo supervisión de un adulto, a ser posible). Podéis realizar el experimento vosotros mismos o realizárselo a cualquier persona o grupo de personas que tengáis al lado.

1) La parte práctica consiste en lo siguiente:
– Coged un paquete de azúcar de un kilo, metedlo en una bolsa de la compra y sujetadla con la mano izquierda extendiendo el brazo frente a vosotros, más o menos perpendicular a vuestro cuerpo. Espero.
– Si se lo estáis haciendo a otra persona, preguntadle cuánto peso está aguantando en el brazo izquierdo sin contar la bolsa, cuyo peso es despreciable frente al kilo de azúcar. Si lo estáis realizando vosotros, responded a la pregunta. Anotad el resultado (o los resultados) en un papel.
– Si todo ha ido bien, la(s) respuesta(s) anotada(s) debería ser UN KILO.

2) Esta era la parte difícil. Ahora viene la fácil:
– Soltad la bolsa con el kilo de azúcar y dejadla sobre una mesa (Si no hay mesa, podéis dejarla en el suelo, no importa)
– Cerrad la mano izquierda y extended el brazo perpendicular a vuestro cuerpo de nuevo. Deberíais estar igual que antes, pero sin la bolsa en la mano. En ese caso, lo estáis haciendo bien. Si no, volved a empezar.
– Preguntad de nuevo cuanto peso está sujetando en el brazo izquierdo o responded a la pregunta, pero sin bajar el brazo.
– Ahora puede haber varias respuestas, según mi experiencia, que son: “Nada”, “Ninguno”, “Cero kilos” o similar.

3) Ahora viene la parte tediosa:
– Pedidle a vuestro conejillo de indias que siga con el brazo levantado, en posición horizontal al cuerpo un rato más. Esperad entre cinco minutos y media hora (pocos casos requieren más de media hora). En ese tiempo, el sujeto os pedirá bajar el brazo. Mientras esto no ocurra, debe seguir con el brazo extendido.
– Cuando os pida permiso, para bajar el brazo, preguntadle porqué.
– Este caso también acepta varias soluciones, pero todas son sinónimas de “Porque me canso”.

4) El experimento práctico ha concluido. Espero que lo hayáis pasado bien. Pasamos ahora a la fase teórica y al estudio de los resultados. La pregunta lógica es: “Si no estás sujetando ningún peso, ¿cómo es que te cansas?”. La respuesta, lógica también, es: “Y el brazo, ¿qué?” Y ahí es donde queríamos llegar y donde comienza la…

5) Aplicación Práctica:
Normalmente, no contamos con las cosas que damos por hechas, sino que situamos ahí nuestro origen de coordenadas y empezamos a contar en adelante. Esto puede llevarnos a engaños como el del experimento u otros un poco más serios como, por ejemplo, pensar que en la zona azul de nuestro Planeta Mundo que llamamos Irak, no muere nadie. Eso es porque los medios de comunicación dan por supuestos los 50-100 muertos diarios y comienzan a contar a partir de ahí. Solo informarán cuando haya una bolsa con peso adicional (más de 100 muertos el mismo día) o cuando el brazo sin peso adicional esté mucho tiempo en el aire (cifras mensuales de muertos o noticias del tipo “Ya son más de 5000 los muertos en Irak”).
El mismo problema se agrava en la zona multicolor que denominamos África. Aquí ya ni sabemos en qué cifra hemos situado nuestro origen de coordenadas para comenzar a contar. Los medios de comunicación ya no informan de los pesos adicionales, y tampoco dan los resúmenes semanales, sino que los relegan a fechas señaladas, como el 1 de Diciembre, día Mundial del SIDA, y poco más. Nosotros seguiremos yendo a trabajar, nos quejáremos de la subida de los precios, hablaremos del tiempo y, cuando nos pregunten cuanto peso tenemos en el brazo, diremos: “Ninguno”.


A %d blogueros les gusta esto: