Crónica Diecinueve y Tres

Parece que escogí un mal momento para retomar estas crónicas, es posible que esta que estáis leyendo sea la última. La decisión esta vez es ajena a mi voluntad, y está motivada porque mañana miércoles puede tener lugar el fin del Planeta Tierra y, como efecto colateral, el fin del Planeta Mundo. De verdad que me gustaría seguir escribiendo, pero comprenderéis que si se acaba el mundo, me va a resultar un poco difícil.

¿Y quién ha dicho que mañana se acabe el mundo? En realidad es una deducción lógica. El sábado leí este titular en la portada del “Público”:

No sé vosotros, pero yo, si en la portada de un periódico serio me aseguran que no van a destruir la Tierra, cuando menos, me acojono. Por supuesto, en privado. En público (no en el periódico, sino lo que siempre se ha entendido con esta expresión) diré que eso es una estupidez, por una cuestión práctica: Si a alguien que dice que el mundo se va a acabar le dices que eso es una tontería, pueden ocurrir dos cosas:

  • Que no tenga razón, en cuyo caso habrás acertado porque efectivamente era una tontería.
  • Que tenga razón, en cuyo caso él no podrá echarte en cara que el tonto eras tú.

Por el contrario, si te lo crees, los casos son:

  • Si acierta, nadie te va a felicitar por estar en el bando de los que tenían razón.
  • Si falla, al día siguiente todos se van a reír de ti.

Por lo tanto, que sepáis que oficialmente yo pienso que el mundo no se va a acabar. Así que me despido de vosotros.

Hasta la Crónica Diecinueve y Cuatro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: